Novedades

Pablo Knopoff en La Voz – 19/08/2018

Macri y Cristina, ¿lejos o cada vez más parecidos?

Ambos tienen una imagen negativa alta, pero consolidaron núcleos duros fieles. ¿Qué futuro les espera en 2019? Especialistas analizan el presente de ambos políticos, quienes lideran la intención de voto.

¿Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner pueden llegar a parecerse en algo? Sí, y mucho. Hoy ambos dirigentes han conseguido asemejarse porque, según varias encuestas de opinión pública, tienen una alta imagen negativa, pero mantienen un núcleo duro de seguidores que les son muy fieles.

Pero, además, son los dos políticos que más caudal de votos obtendrían en una elección presidencial, algo que los especialistas no dejan de remarcar.

Ambos partieron desde posiciones diferentes. Cristina Fernández se fue del Gobierno nacional en 2015 con un alto nivel de rechazo y lo mantuvo hasta los últimos meses, cuando la gestión de Cambiemos comenzó a tener problemas. Fue entonces cuando, después de haber tocado un pico de aprobación alto en setiembre de 2017 (elecciones legislativas), Macri empezó a caer y la expresidenta, a subir.

Hoy ambos –cada uno por su lado– alcanzan una imagen negativa que roza o pasa el 50%, mientras que la positiva está entre los 35 y los 40 puntos porcentuales (según la encuesta que se mire).

En ese sentido se inscriben dos situaciones límite: el escándalo de los cuadernos de Oscar Centeno y la crisis financiera y económica. Los dos sucesos golpean con fuerza al kirchnerismo y al macrismo, respectivamente, pero parecen no afectar a sus núcleos duros. Los mismos que parecen tener decidido su voto hoy y a los que nada movería a futuro.

Según una encuesta nacional de la consultora Gustavo Córdoba y asociados, realizada entre el 10 y el 13 de agosto, el 69,2% de los argentinos dijo que la causa de los cuadernos no hará que cambie su voto. Apenas un 18,8% dijo que sí lo haría, mientras que un 12% respondió que no sabía.

También la consultora de Sergio Berensztein realizó un trabajo sobre los cuadernos. “¿Es Cristina Fernández de Kirchner la organizadora de todo?”, preguntó. Un 57% dijo que sí.

Dentro de cada porción política, 75% de los kirchneristas consultados dijo que la expresidenta “no” es responsable de nada; mientras que el 52% de los que votaron a Macri cree Cristina “sí” organizó todo.

Inflación

Otro ejemplo de cómo se acercan, y luego se distancian, kirchneristas y macristas se verifica cuando la opinión es sobre los problemas del país en este momento de crisis.

Según Berensztein, el 92% (93% de los que votaron a Cambiemos y el 92% de quienes lo hicieron por Unidad Ciudadana) dijo que la inflación es el tema que más los preocupa.

Sobre la gestión del Gobierno nacional, el 61% de votantes macristas dijo que era buena, mientras que sólo el 5% de los kirchneristas sostiene esto (93% dijo que era mala).

“Se parecen, aunque Macri podría recuperar”.

“Cuando miro las tendencias es cierto que se están pareciendo: tienen un núcleo duro y sus pisos se parecen a sus techos. Sin embargo, me parece que la principal diferencia es que Macri tiene chance, todavía, de recuperar una parte de lo que perdió”, dice Sergio Berensztein. “¿Por qué digo esto? Porque cuando miro atributos cualitativos (no sólo cuantitativos). Si la situación económica mejora un poquito -si a final del año, gracias a la cosecha, y a la devaluación, que está generando competitividad en el campo y en algunos otros sectores, como el turismo, por ejemplo-, la imagen de Macri, sobre todo en el interior, va a mejorar significativamente”, agrega. Berensztein afirma que también es clave que no hay otros políticos fuertes. “Hay que remarcar  la ausencia de otros candidatos, lo que le dará a la próxima elección  -si es que no surge otro candidato- una dinámica particular. Así que diría que una cosa es la foto hoy y otra, la película. En la foto, están parecidos, pero como la película está muy determinada por la situación económica, y no sabemos realmente cómo va a seguir, yo sería bastante prudente”, afirma.

 

“Ambos tienen un núcleo duro y un techo bajo”.

“La imagen negativa de Macri no para de crecer y le resiste entre un 25 y un 30 por ciento de imagen positiva, que además se traduce en una intención de voto. La situación de Cristina es ligeramente distinta. Ella tiene un núcleo duro de entre 25 y 30 por ciento, pero la imagen negativa, estos últimos meses, ha bajado en un porcentaje que es lo que llamamos, estadísticamente, significativo: más o menos unos 5, 6 puntos”, explica Raúl Aragón. “Pero esos 5 o 6 puntos no se fueron a su imagen positiva, sino que quedan en ‘regular’”. “¿Se están pareciendo? Sí, en el sentido que poseen dos núcleos duros muy leales, pero un techo muy bajo que les impide crecer”, agrega. ¿Qué pasa cuando se pregunta si se volvería a votar a Macri? “El 27 por ciento dice que sí, el 60 que no y el 13, que no sabe. O sea: Macri tiene un techo del 40 por ciento. Lo mismo sucede con Cristina, con un techo más bajo aún, donde el voto propio no pasaría de 35. Y, cuando me dicen de balotaje, digo que hoy hay un empate técnico de 40 puntos, pero con 10 puntos de indecisos y unos 8 de no voto o voto blanco. Así, es posible un triunfo de  Cristina porque el PJ Federal no volvería a votar a Macri, como lo hizo en 2015”.

 

“Hoy no se sabe quién ganaría un balotaje”.

“En los dos casos, existe un núcleo duro de imagen favorable y los rechazos, a nivel país, no son muy distintos. Macri tiene un núcleo de votos similar al de Cristina, aunque su voto es más lábil, que lo acompaña mientras no tenga otra alternativa. Porque si esa gente encuentra una alternativa al kirchnerismo, podría cambiar su voto, trasladarlo”, dice Juan Manuel Aurelio, de Aresco. “Hoy por hoy, esos núcleos duros son parecidos en términos de valores, pero no tiene la misma solidez el voto a Macri que el voto de Cristina”, agrega. Araujo afirma que el tema de la economía es el gran problema que tiene Gobierno: “Hoy, 3 de cada 4 argentinos dice que la situación del país, en términos económicos, es mala; más del 60% de la gente tiene una expectativa negativa a futuro; y 3 de cada 4 dicen que su situación empeoró desde que Macri está en el Gobierno”, agrega Aurelio. Pero el analista advierte que la gente  empezará a tomar decisiones recién cuando se acerquen las elecciones. “El rechazo hacia ambos es importante, pero no hay otro candidato que se acerque a ellos en caudal electoral. Si hubiera un balotaje hoy, no se sabe quién ganaría una eventual

Gustavo Córdoba

Córdoba y asociados

“Hay ‘negadores’ en ambos lados”.

“Macri esta atravesando uno de sus peores momentos de su imagen pública (casi un 59% negativa y 40% de positiva), aunque conserva un piso de adherencias muy importante. Pero no puede equipararse con Cristina porque, dependiendo del contexto de la crisis, los atributos principales de cada uno se resignifican; es decir, cada uno ve la grieta desde su posición. Macri carga sobre su imagen toda la responsabilidad de los resultados de su Gobierno, mientras que Cristina puede moverse en otra dirección, quizá con un núcleo duro mas homogéneo y compacto”, analiza Gustavo Córdoba . ”Lo hemos detectado a partir de la evaluación de los impactos de los cuadernos sobre el kirchnerismo  y de los aportantes truchos en Vidal y Macri. Vemos que existen núcleos duros ‘negadores’ a ambos lados de la grieta, no importan los cuadernos o la crisis. Sin embargo, en  el núcleo duro K hay más volumen y homogeneidad. Es decir, a partir de temas de alto impacto, lo de los aportantes truchos perjudicó más a Macri y a Vidal que los cuadernos a Cristina. Posiblemente, el contexto de crisis haya amplificado cierta decepción en la base de Cambiemos”.

“Hoy hay espacio en la avenida del medio”.

“El paso del tiempo, a todos los gobiernos los va reduciendo y llevando a núcleos que se consolidan. El núcleo de un gobierno como el actual aparece con mayor velocidad, esencialmente por las variables de orden económico, porque las variables políticas (la “grieta”) podrían seguir teniendo similar fuerza. En este caso, entonces, la clave está en esa ciudadanía que está entre ambos núcleos”, analiza Pablo Knopoff. “Porque esa ciudadanía, en las elecciones de 2011 eligió a CFK y en 2015, a Macri”.

“Ahora bien, ese electorado, que no  conforma los núcleos duros,  preferiría no ser ‘anti’-nada”, aclara. “Y allí hay más espacio que antes para algo ‘nuevo’ que salte la grieta. Esa avenida del medio, que en algún momento buscó Sergio Massa, ahora tiene más espacio que antes, pero necesita ordenarse desde la oferta política, con un nombre claro, un par de temas y posiciones. Entonces, la clave está en la economía, en cómo reacciona el Gobierno  nacional;  en la oferta política (cuántos candidatos, en el medio de la grieta, tienen, de qué color son, cómo se llevan, o qué dicen) y en el mandato político”, agrega Knopoff.

Más Novedades

Juan Germano en La Nación Más - 5/11/2018

  https://www.youtube.com/watch?v=JepckwtpPdg&index=2&list=PL0yzA5B4cXVpdAK6ar6DnKI8OzNNwZgJa&t=0s&fbclid=IwAR0BIa7Dj810nb3MnSgPXa3Cr4tSsm-9yAPFhWD2eq4IV-jOE0EOnwVEV_4

VER MÁS

Elecciones Legislativas en Estados Unidos - 6 de Noviembre de 2018 - RESULTADO DEFINITIVO

El pasado 6 de noviembre de 2018 se llevaron a cabo las elecciones legislativas en los Estado Unidos. Así, en […]

VER MÁS

Elecciones Legislativas en Estados Unidos - 6 de Noviembre de 2018

El próximo 6 de noviembre se llevarán a cabo las elecciones de medio término en los Estados Unidos. Se trata […]

VER MÁS

Elecciones Generales en Brasil - 28 de octubre de 2018 - RESULTADO DEFINITIVO

El pasado 28 de octubre de 2018 se llevó a cabo la segunda vuelta de las Elecciones Generales en Brasil. […]

VER MÁS